EL PATRONATO EN MOTA DEL MARQUÉS . 

Francisco Javier Martín del Río & Gerardo Abril

foto. Gerardo Abril

 

     Tarde de marzo con tiempo veraniego, las talanqueras repletas de aficionados de todos los rincones de Castilla y la calle abarrotada de corredores de toda España. Un éxito de aficionados y un ambiente estupendo  configurarían la buena tarde de toros vivida en Mota.

     Para esta edición del Toro del Marques se anunciaba la suelta de un toro y una vaca adquiridos a "Toros Taru" , pero por un accidente en la finca, al final fueron dos los novillos que se dieron suelta.

     El primero de los astados, un utrero con mirada y hechuras de hermano mayor, con el hierro de Rafael Alarcón y rozando los 500 kg cumplió sobradamente las expectativas, salió del cajón arrancando guijarros del hormigón con las pezuñas, revolviéndose hacia la talanquera olvidándose de los que le esperaban con un alimón para recibirle, en la siguiente talanquera de barrotes verticales y con mas personal por metro cuadrado de lo que la matemática permite, Gerardo intentó acceder al interior después de sacar alguna instantánea para la pagina del Patronato, pero la física es muy suya, y por mas que apretaba, el personal tocaba con la pared, ni la pared ni el personal cedimos y el astado le hizo un siete al anorak, buena idea la de nuestro amigo Gerar de portar una prenda de vestir mas propia de subir el Annapurna, que en un día tan caluroso, por lo que el pitón no llego a sacar algo mas que la espuma del anorak. Llevaría golpe  en el codo, aunque sin demasiada importancia; no como el susto, que ese sí que fue mayúsculo.

     El animal realizó el recorrido asistiendo bien a cortes y cites, dejando las vallas de la parte baja del recorrido con cinco barrotes mas retorcidos que los dirigentes de la Junta de CyL y llegando a desplazar la talanquera mas de 30 cm de su lugar de origen.

     Para el segundo astado, en cuyo cajón se veía una pancarta en apoyo de nuestro torneo, se soltó un novillote, con poca cara y no mucha codicia. Correteó por el recorrido sin emplearse mucho en remates y cites, pero dando vistosidad y permitiendo a los espectadores verlo repetidas veces. Para encerrarlo soltó Taru un cabestro que aportó la codicia y la bravura que adolecía el astado y al que le dieron multitud de chaquetazos y cortes, poniendo en apuros a más de un experimentado corredor.

      Por último otros dos bueyes ayudaron a a reconducir el ganado al completo hacia los corrales con dos carreras completas de la manada por el recorrido y permitiendo que todos marchásemos de Mota del Marques con la sensación de una buena tarde taurina popular.

     Recibimos muchas muestras de apoyo y solidaridad para con el pueblo de Tordesillas así como por que todos podamos disfrutar en breve de nuestro Torneo del Toro de la Vega.

     Lo pasamos muy bien recibiendo la hospitalidad de los vecinos, degustando el típico licor de café y los dulces típicos de Gloria estupenda mujer que abre su casa para todo el mundo.

Muchas gracias al pueblo de Mota por lo vivido hoy y seguir manteniendo las tradiciones.

fotos

 

Patronato del Toro de la Vega. Tordesillas (Valladolid)